Todas las claves de los airbags para motoristas

Los airbags para motoristas son cada vez más seguros, cómodos y fáciles de usar. De hecho, con el propósito de mejorar la seguridad sobre dos ruedas, el número de pilotos que los utilizan y las organizaciones que los recomiendan aumenta progresivamente. Por todo ello, queremos contarte cuáles son las razones y todos los demás aspectos que debes saber en torno a ellos.

¿Por qué es tan importante el uso de airbag para moto?

Según la DGT, las motos son los medios de transporte más peligrosos que circulan por nuestras carreteras. En concreto, afirma que, en caso de accidente, los motoristas tienen entre 20 y 40 veces más riesgo de sufrir una lesión que un conductor de coche. También poseen 17 veces más probabilidades de fallecer. Este organismo sustenta sus afirmaciones en que, en 2020, 2000 pilotos sufrieron lesiones que requirieron atención hospitalaria. En total, fallecieron 313 durante ese año.

La razón es simple: circular sobre dos ruedas es mucho menos estable que hacerlo sobre cuatro. Esto hace que, en caso de colisión, lo más probable es que el motorista acabe aterrizando sobre el asfalto o chocando contra el vehículo u obstáculo contra el que ha impactado. En estas situaciones es cuando cobra especial relevancia el uso de los airbags para motoristas.

Actualmente, la utilización de estos sistemas de protección no es obligatoria. Sin embargo, la DGT está estudiando hacerlo a partir de 2026. De hecho, ya ha lanzado varias campañas de concienciación acerca de la importancia de su uso.

Descubre los tipos de airbag y decídete por el tuyo

En el mercado puedes encontrar, fundamentalmente, dos tipos de airbags para moto.

Airbags integrados en la moto

Hoy en día, estos sistemas son los menos habituales. No obstante, hubo un tiempo en el que gozaron de cierta popularidad, pero no revelaron ser lo suficientemente eficaces para evitar lesiones en caso de colisión. Su funcionamiento es muy parecido al del airbag de cualquier coche.

En este caso, cuando el piloto tiene el impacto, el airbag salta desde el manillar y el cuadro de mandos para evitar que se golpee directamente contra esos elementos. El problema es que, al solo estar sujeto a la moto con sus manos, la probabilidad de que salga disparado es muy alta, por lo que suele resultar totalmente ineficaz. Lo mismo sucede si se cae de lado o es embestido desde atrás.

Airbags para motoristas en forma de chaleco o chaqueta

Esta es la opción más extendida actualmente (recomendada por la DGT) y se coloca sobre la chaqueta de la moto que usas habitualmente. En su interior, esta prenda cuenta con una serie de compartimentos hinchables y con una bombona de CO2.

Cuando se produce el impacto, la bombona de CO2 se activa e infla esos compartimentos en pocas milésimas de segundo. De este modo, si caes al suelo o chocas contra cualquier elemento, la prenda amortigua el impacto.

Pero ¿cómo sabe el airbag que has sufrido un accidente y tiene que inflarse? Evidentemente, la opción manual no existe. Esta es la razón por la que, durante los últimos años, se han desarrollado dos sistemas:

  • Airbags mecánicos para motos. En este caso, el chaleco se conecta a la moto mediante un cable. Si te separas de la moto, se desenganchará y se activará el sistema de inflado. Sin duda, un sistema muy fácil de usar, fiable y eficaz. Eso sí, debes tener cuidado de no bajarte de la moto sin desactivarlo o tendrás que sustituir la botella de gas comprimido.
  • Airbags electrónicos para motos. Este tipo de protección es lo último en tecnología. Prescinden del anterior cable para aportarte mayor libertad de movimientos y confort, ya que disponen de una serie de acelerómetros y sensores que detectan cualquier anomalía relacionada con un impacto o caída. Cuando lo hacen, se activan automáticamente.

Ventajas de los airbags sobre dos ruedas

Para que te hagas una idea acerca de las ventajas de usar airbag a bordo de una moto, te damos algunos datos. Entre 40 y 55 kilómetros por hora, este tipo de airbags para motoristas reducen la energía del impacto en un 90 % y en un 55 % las probabilidades de sufrir torsiones o abrasiones en los puntos más delicados de tu anatomía. Hablamos, por ejemplo, del cuello y la base del cráneo, de los hombros, del pecho y la parte baja de la espalda.

Un apunte más acerca de su eficacia. Desde el año 2018, esta protección es obligatoria en el Campeonato del Mundo de Motociclismo. Si lo sigues asiduamente, te habrás dado cuenta de que el número de caídas que conllevan lesiones graves en las zonas que protege el airbag es mínimo.

En definitiva, los airbags para motoristas pueden salvarte la vida en caso de caída o colisión. Solo tienes que cambiar la botella de gas comprimido cada vez que salte para que te dure muchos años. Un elemento de seguridad casi tan importante para tu integridad física como el casco. ¿A qué esperas para hacerte con el tuyo?

Compartir esta publicacion

Productos relacionados