Cómo alargar la vida útil de tus botas de motero

Las botas de moto son una parte fundamental en la equipación que un/a moter@ debe llevar para garantizar su protección en todo momento. Son un elemento común a todo tipo de conductores, fabricado en materiales duros y resistentes, que debe estar diseñado para hacer frente a caídas, golpes y arañazos de todo tipo. Eso sí: al igual que el casco o la chaqueta, este elemento debe estar en perfectas condiciones para ser funcional. Por eso, de la misma forma que no utilizarías un casco fracturado por motivos de seguridad, unas botas también deben estar en perfectas condiciones. De lo contrario las consecuencias de cualquier clase de impacto o quemadura en el área podrían ser más graves.

Consejos para cuidar las botas de motero

Como moteros experimentados, podemos darte algunos consejos para el cuidado de tu calzado. Así conseguirás que te dure muchos años. Hay varios terrenos en los que puedes trabajar para alargar la vida útil de unas botas. Los repasamos a continuación.

Elige productos de calidad

En primer lugar, es importante la elección del producto. Si buscas unas botas que duren muchos años, habrá modelos que tendrás que descartar por sus materiales o sus calidades de fabricación. Revisa especialmente el material exterior, las suelas y las costuras.

Infórmate bien sobre el tipo de bota adecuado

A pesar de lo que algunos piensan, no todas las botas son iguales. Cada formato está pensado para un tipo de actividad y para unos estímulos concretos. Por este motivo es importante recordar qué tipos de botas existen.

  • Botas urbanas. De estilo deportivo y con una mezcla de fibras como tejido principal.
  • Botas clásicas. Las típicas botas de cuero estilo retro, que se llevan especialmente al conducir motos clásicas. Las TCX Hero WP son una de ellas.
  • Botas trail-adventure. Se elaboran usando materiales sintéticos u orgánicos, como piel de ante o cuero, y están preparadas para conducción e interacción en la naturaleza.
  • Botas touring. Este calzado emplea microfibras como material principal, y está pensado para recorrer muchos kilómetros en viajes de carretera.
  • Botas off road. Este tipo de botas están pensadas para las disciplinas de competición al aire libre, como por ejemplo el enduro.

Si no sabes de qué tipo son las tuyas, lo más recomendable es consultar con un especialista en función de tipo de uso que quieras darles.

Guardar las botas en un lugar adecuado

A menudo no se es consciente de la importancia que tiene para muchos tejidos el no exponerse a temperaturas demasiado frías o cálidas. Además, este tipo de calzado suele estar guardado durante algunas temporadas, si se trata de una bota de invierno, o de forma habitual, si no acostumbras a usarlas a diario. En cualquier caso, te recomendamos que las almacenes en un lugar seco y alejado de la luz.

A ser posible, introduce bolas de papel o plástico en su interior para evitar que se deformen. Y, sobre todo, no las guardes sucias o húmedas bajo ningún concepto: eso hará que la suciedad sea más difícil de quitar la próxima vez, o que se pudra parte del tejido.

Invertir en cuidados es ahorrar a largo plazo

Las botas son una de esas compras que se hacen pensando en una buena amortización; es decir, pensando en que duren años. De hecho, si el material es de calidad, es posible que tardes muchos años en tener que sustituirlas. Sin embargo, muchas personas descuidan los cuidados de sus botas y no les sacan tanto partido. Invertir en productos como cremas hidratantes para cuero y piel son pequeños detalles que, a la larga, sirven para mantener las botas bonitas y listas para la carretera. Si has adquirido, por ejemplo, unas nuevas Klim Outlander, conseguir el material necesario para tenerlas a punto en un centro especializado y buscar un momento para dejarlas a punto tras cada salida te resultará muy fácil.

Alterna entre varios tipos de botas

Al igual que ocurre con el calzado diario, las botas se desgastan si las utilizamos constantemente. Y desplazarse en moto es para algunos un hobby, pero para otros es una necesidad; por este motivo te recomendamos que tengas siempre varios pares de botas disponibles. Para algunos lo ideal es tener de diario y otras para ocasiones especiales. Otros utilizan unas tipo sport, como las TXC Street 3 Air, y otras más técnicas.

Tengas el set de botas que tengas, lo ideal es alternarlas para que cada una de ellas te dure lo máximo posible. De lo contrario, tus botas favoritas se desgastarán más rápido.

Pregunta antes de tirarlas

Hoy en día cada vez es más frecuente arreglar el calzado en lugar de tirarlo. En efecto, las botas de moto cumplen una función de seguridad, y no se debe circular con un calzado inapropiado o defectuoso... Sin embargo, a veces nos preocupamos por daños que tienen arreglo o, en realidad, son meramente estéticos. Algunas marcas ofrecen la posibilidad de cambiar la suela, por ejemplo, para así disfrutar mucho más tiempo de tus botas favoritas.

¿Cómo limpiar tus botas para la moto?

Para comenzar con la limpieza de tus botas, es importante tener claro qué materiales y productos se pueden utilizar. Los manuales de instrucciones, las etiquetas y los profesionales del sector pueden ayudarte a aclarar esta cuestión. Pero, por lo general, la rutina de limpieza de unas botas requiere de agua y jabón neutro por un lado, y de cepillos, esponjas y paños especializados por otro. Lo importante aquí es que ni el líquido de limpieza ni el soporte puedan dañar la parte externa del calzado.

Te recordamos que es posible encontrar kits de productos de limpieza exclusivamente pensados para cada tipo de bota. Desde modelos para botas de enduro a otros para botas de sport, de cuero y mucho más.

Pasos a seguir

A continuación te detallamos cómo se debe realizar esta limpieza, por regla general:

  1. Revisa la información sobre limpieza del producto, como las instrucciones de lavado del fabricante. Por ejemplo, si no pueden meterse en la lavadora o requieren un betún especial.
  2. La limpieza a mano debe realizarse con un paño humedecido y jabón. Si en alguna parte la suciedad está incrustada es posible utilizar un cepillo, pero siempre de manera suave.
  3. Repasa el exterior, pero también el interior y la suela.
  4. Para secarlas, déjalas al aire libre a temperatura moderada, sin usar un calefactor directamente.
  5. Si el producto está limpio pero conserva el mal olor, te recomendamos que apliques un spray específico.
  6. Aplica la crema hidratante que sea pertinente, si el producto que has limpiado es de cuero.
  7. Finalmente, protege las botas guardándolas en un lugar seguro y seco..

¿Por qué debes comprar siempre botas de calidad?

Comprar un producto de calidad es una forma de garantizar durabilidad. No tienes más que inspeccionar el tejido y costuras de las botas, y preguntar a asesores especializados. Además, es importante que el calzado que estás a punto de adquirir cuente con instrucciones claras sobre cuidado y limpieza.

Si quieres comprar botas de motero de calidad y asegurarte de que inviertes en un producto duradero y resistente, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro catálogo. Tendrás a tu disposición diferentes modelos, de enduro, clásicas o del estilo que quieras. Y todas cuentan con el sellos de calidad.

¿Tienes dudas y no sabes por cuales decantarte? No dudes en consultarnos, estamos aquí para ayudarte. 

Compartir esta publicacion

Productos relacionados